Los Siete Pecados Capitales (Lujuria)

|

Hola^^ Bueno antes de colgaros algunas de mis historias aviso la primera que quiero colgar que esta partida por siete partes ya por el titulo se sabe… Es unas de las cosas de la iglesia católica romana que encuentro muy interesante. Aquí os dejo el primer pecado la lujuria.

Por cierto los nombres aquí justamente no he puesto ninguno inventado por mi pero hay algunos que si que a lo mejor pongo, no me gustaría verlos en alguna otra historia sin mi permiso y por casualidad el nombre existiera que me dijera donde lo podría ver ;)


Lujuria

Image and video hosting by TinyPic

Marta cuando llego al pub del lado de su casa, ya se fijo en cuatro tíos que había jugando al billar. Solo verlos pensó que serían los cuatro para ella solita.

Mientras iba andando hacía el billar, pensaba en que decir y como actuar para que los cuatro terminasen en su cama, pero no necesitaba pensar mucho, todos los tíos iban detrás de ella como las moscas por algo sería ¿no?

Cuando llego al billar y con su mano paro la bola que unos de los chicos había tirado, inmediatamente los cuatro se voltearon a verla, como ella había pensado los cuatro se habían quedado embobados mirándola.

Pues suerte que no se había puesto uno de sus moliditos más sexys… Simplemente llevaba unos pantalones muy apretados con un jersey de tirantes muy escotado de lo más simple...

-Hola chicos estoy aquí en busca de compañía… ¿Alguien quiere venir con migo?

Lo dije así sin rodeos, como siempre alta y clara si quería algo no me andaba con rodeos.

-ho…oola.- Contestaron casi todos a la vez y tartamudeando, yo por dentro me partía el culo pero tenía que ser educada… uff… como costaba eso, a mi gusto me los hubiera tirado allí mismo…

- ¿Bueno que alguno de los cuatro se anima? O si no los cuatro por que no…

- A mi me parece bien.- Contesto un chico alto, moreno y ojos azules.

- A mi también.- Ahora había contestado uno que media casi igual que el que había contestado primero pero no era tan moreno y los ojos los tenia marrones.

Los otros dos también se apuntaron, mejor para mí, los otros dos no los encontraba tan guapos como los primeros pero me conformaba, total no me interesaba ni los nombres de ellos.

Les dije que fuésemos a mi casa que estaba al lado y ellos aceptaron.

Cuando llegamos a mi casa los conduje hasta mi habitación, en ella había una cama de matrimonia y tenía varios espejos, me encantaba mirar como lo hacía con otros tíos a través de los espejos.

Les conté que tenía una fantasía que nunca había cumplido y que me gustaría cumplirla hoy mismo, les conté un poco de que trataba y ellos aceptaron encantados, seguramente ya estarían calientas nada mas explicarles y eso me encantaba…

Saque de mi armario una bolsa con juguetes sexuales y busque esposas solo tenía dos pero también tenía algunos pañuelos eso me servia.

-Bueno, bueno… Primero desnudaros.- mientras que lo hacían yo me senté en la cama, cuando terminaron de desnudarse me pase la lengua de mi labio inferior al superior como si hubiese comido algo que me encantase, pero la verdad lo estaba viendo aves de comer cuatro hombres para mi solita y a mi disposición. Yo mandaba así eran las reglas.

Los espose y ate en el cabecero de la cama a todos, me tire un poco para atrás para enfocar mejor la imagen y lo que vi me encanto cuatro hombres atados en mi cama y podía hacer con ellos lo que queriese eso me estaba volviendo loca…

Yo también me empecé a desvestir, primero me quite el pantalón dejando ver un tanga negro transparente que no sabia casi ni por que lo llevaba, y me lo quite, después me quite la camiseta y me quede en sujetador, inmediatamente también me lo quite quedándome desnuda, pero sin quitarme mis tacones. Me encantaba follar con los tacones puestos le daba un toque mas jugoso… Aunque de juego hoy había bastante.

Me dirigí hacía la cama andando lentamente, solo se escuchaba el ruido de mis tacones al andar y las respiraciones de los cuatro chicos bastante fuertes, y el juego solo había empezado… Primero me senté entre medio de los cuatro y le empecé a chupar la verga a uno, mientras que los otros tres nos miraban a mi y al tío, con los otros tres hice lo mismo, y desate a los dos que estaban liados a la cabecera con el pañuelo y les dije que hicieran con migo lo que quisiesen mientras que los otros dos esposados aun en la cama nos mirasen. Me daba mucho morbo que me mirasen follando con otros tíos…

Cuando los termine de desatar inmediatamente uno me agarro de las caderas y me tumbo en la cama boca abajo, y de una embestida me metió su polla hasta el fondo de mi coño, mm… como me gustaba eso… el otro tío de mientras me chupaba las tetas como un loco. Cada vez embestía más fuerte y yo ya me estaba volviendo loca de placer me había corrido tres veces y estaba por venir la cuarta, y vino ho si vino gritamos de placer los dos. Mientras que el chico que me había cabalgado salía de mi inmediatamente el tío que me estaba chupando mis senos me agarro y me tumbo boca arriba y me empezó a chupar el coño con el sabor de semen de su amigo, y el otro me estaba poniendo hasta el fondo su polla también a sabor a semen y el mío… Me encantaba sentir los dos sabores en mi boca era muy placentero. Yo ya había tenido dos orgasmos otra vez pero el tío seguía chupando, le dije que parara pero me dijo que hasta que su amigo no se corriera en mi boca no lo aria, yo inmediatamente para que parase me la metí mas al fondo de mi boca mientras que le apretaba los huevos y en segundos se corrió en toda mi boca y el otro chico paro de chupar. Descansamos todos un rato, pero el juego aun no había acabado, después de unos minutos descansando en la cama cogí las llaves de las esposas y despose a los otros dos chicos, les dije que me ataran las manos y los pies en la cama y que hiciesen con migo lo que quisiesen y así lo hicieron me ataron boca arriba primero, mientras uno me penetraba, otro me chupaba las tetas, el otro me metió su verga en la boca y el otro me acaricia el clítoris. Yo gemía como una desesperada y ellos no se quedaban atrás… Llegue al clímax como unas 3 veces casi todas seguidas, hasta que les dije que pararan que quería que me follasen en otra postura y así lo hicieron, antes de ligarme otra vez en la cama uno se tumbo y izo que me sentara en su verga y así lo hice,  después los otros tres me ataron otra vez en la cama y uno me penetro por el culo, otro me chupaba los senos y al otro le chapaba la verga. Era una imagen espectacular nunca me lo habían echo así, esa vez solo llegue al clímax dos veces ya que les dije que pararan que estaba cansada y así lo hicieron me desataron y nos quedamos los cuatro durmiendo en mi cama yo al medio dos a mi derecha y dos a mi izquierda, los cuatro para mi solita.

5 comentarios:

Lolita y El Profesor dijo...

Astrid:
Ahora comprendo por qué me dijo que nos encontraríamos "allá abajo".
Un privilegio ser los primeros seguidores y dejar el primer comentario.
Veamos los otros seis, ya que lo promete.

El Profesor

Lolita y El Profesor dijo...

Astrid:
Sensual su relato. Una pecadora más... ji, ji, ji.

Lolita

3* dijo...

gracias por pasarte! me ha hecho mucha ilusion que alguien me comentara *.*
es una parte de una historia que empecé a escribir, ya la iré colgando poco a poco :))
la tuya también está muy bien jijiij muy pasional
besos (:

Castigador dijo...

Me ha gustado tu blog.Anímate y sigue adelante.Todos los amigos blogueros te leeremos y te animaremos para que escribas tus cositas cargadas de morbo y picante.Un abrazo.

Atalaje dijo...

NO te andas con chiquitas eh, me has puesto a 100, pensar 4 tios para mi solita...ummmm